¡MAMÁS ROCKSTARS es una página donde hablamos de todo lo que nos interesa a las mamás actuales!

La infertilidad – problema de dos

La infertilidad – problema de dos
Tener un hijo es una gran ilusión para muchas parejas, algunas de estas parejas esperan con ansias a que este momento llegué, pasa el tiempo y ese anhelado bebé no llega…

Las posibilidades de concebir un embarazo en parejas saludables menores de 30 años y que tengan relaciones con regularidad es aproximadamente de un 25 a un 30% mensual. Una mujer alcanza su mayor fertilidad a comienzos de los 20 años de edad. Después de los 35 años y (especialmente después de los 40), las probabilidades de que una mujer quede embarazada disminuyen considerablemente. La edad cuando la fertilidad comienza a declinar varía de una mujer a otra.

Desafortunadamente 15% de parejas en edad reproductiva en el mundo son infértiles, en México significa que una de cada seis parejas tiene problemas de infertilidad.  La Organización Mundial de la Salud (OMS) habla de infertilidad primaria cuando una mujer menor de 35 años ha sostenido relaciones sexuales sin protección durante 12 meses sin lograr un embarazo, o ha presentando abortos espontáneos, lapso que se acorta a 6 meses en las mujeres mayores de 35 años. La infertilidad secundaria es cuando una pareja que ya ha concebido en el pasado comienza a enfrentar problemas para hacerlo nuevamente después de un año sin usar métodos anticonceptivos. Según las estadísticas recopiladas por los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades, el 11% de las parejas que ya tienen un hijo pueden vivir esto,  en la creencia de que son fértiles, retrasan la búsqueda de un tratamiento para embarazarse.
Aproximadamente el 33% de los casos de infertilidad se deben a un factor masculino, 21% se deben a un factor femenino, 40% es de tipo mixto y el resto (6%) es por causas inexplicables.
De acuerdo a datos del Instituto Ingenes sí se hiciera un diagnóstico correcto, los problemas de fertilidad podrían ser curables en el 90% de los casos, es por ello que comprender las causas de la infertilidad es el primer paso para obtener el tratamiento adecuado. Sin embargo, la gran mayoría de las parejas infértiles las desconoce y pierde tiempo y dinero en tratamientos erróneos.

Conversar en pareja
La infertilidad femenina puede ocurrir cuando:
Un óvulo fecundado o el embrión no sobrevive una vez que se fija al revestimiento del útero (matriz).
El óvulo fecundado no se fija al revestimiento del útero.
Los óvulos no pueden movilizarse desde el ovario hasta el útero.
Los ovarios tienen problemas para producir óvulos.

La infertilidad femenina puede ser causada por:
Trastornos autoimmunitarios, como el síndrome antifosfolípídico (SAFL).
Defectos congénitos que afectan el tracto reproductor.
Cáncer o tumor.
Trastornos de la coagulación.
Diabetes.
Consumo excesivo de alcohol.
Ejercicio excesivo.
Trastornos alimentarios o desnutrición.
Neoplasias (como miomas o pólipos) en el útero y el cuello uterino.
Uso de ciertos medicamentos, como por ejemplo fármacos quimioterapéuticos.
Desequilibrios hormonales.
Obesidad.
Edad avanzada.
Quistes ováricos y síndrome de ovario poliquístico (SOPQ).
Infección pélvica o enfermedad inflamatoria pélvica (EIP).
Cicatrización a raíz de infección de transmisión sexual, cirugía abdominal previa o endometriosis.
Tabaquismo.
Cirugía para prevenir el embarazo (ligadura de trompas) o falla de la cirugía de recanalización de trompas (reanastomosis).
Enfermedad tiroidea.
mujer triste

La infertilidad masculina puede deberse a:
Una disminución de la cantidad de espermatozoides.
Espermatozoides que resultan bloqueados y no pueden ser liberados.
Defectos en los espermatozoides.

La infertilidad masculina puede ser causada por:
Defectos congénitos
Tratamientos para el cáncer, por ejemplo quimioterapia y radiación
Exposición a mucho calor durante períodos prolongados
Consumo compulsivo de alcohol, de marihuana o de cocaína
Desequilibrio hormonal
Impotencia
Infección
Consumo de ciertos fármacos, como cimetidina, espironolactona y nitrofurantoina
Obesidad
Edad avanzada
Eyaculación retrógrada
Cicatrización a raíz de enfermedades de transmisión sexual, lesión o cirugía
Tabaquismo
Toxinas en el medioambiente
Vasectomía o falla de la vasovasostomía

hombre triste
Los tratamientos para tratar la causa de la infertilidad dependen obviamente del diagnostico médico y pueden consistir en:

Medicamentos que ayudan a la formación y liberación de óvulos de los ovarios.
Tratamientos para la fertilidad, como inseminación intrauterina (IIU) y fecundación in vitro (FIV).
Medicamentos para tratar infecciones y trastornos de coagulación.
Educación y asesoría acerca del trastorno.
Las parejas pueden incrementar las probabilidades de quedar embarazada cada mes teniendo relaciones sexuales al menos cada tres días antes y durante la ovulación.
La ovulación ocurre aproximadamente dos semanas antes de que el siguiente ciclo menstrual (periodo) empiece. Si una mujer tiene su periodo cada 28 días, la pareja debe tener relaciones sexuales al menos cada tres días entre el 10.º y 18.º día después del inicio de su periodo.
Tener relaciones sexuales antes de que se presente la ovulación es de gran ayuda.
Los espermatozoides pueden vivir en el cuerpo de una mujer durante al menos 3 días.
Sin embargo, un óvulo solamente puede ser fecundado por el espermatozoide durante unas pocas horas después de ser liberado.
Las mujeres que estén bajas de peso o con sobrepeso pueden incrementar sus probabilidades de quedar embarazadas si logran un peso más saludable.

Muchas parejas han sufrido un gran shock emocional al haberse realizado ya varios tratamientos médicos para concebir un bebé, que nunca llega. Esta situación representa un gran desafío para los dos, por lo cuál es muy importante mantenerse con una actitud positiva que los ayude a afrontar este problema.
Algunos consejos para lograrlo son:
1. Buscar siempre la ayuda de un experto en infertilidad y en terapia de pareja.
2. Conocer a fondo las consecuencias físicas y emocionales de los tratamientos de infertilidad.
3. No centrar su felicidad exclusivamente en tener hijos.
4. Mantener la comunicación totalmente abierta entre la pareja y entre los médicos especialistas.
5. Relajarse y disfrutar su vida en pareja.
Rebeca

Avatar-MamasRockstars

Fuente y más información:
Revista de Bioética y Derecho, núm. 28, mayo 2013
Ingenes
MedLine Plus
La Opinión
Wikipedia

No Comments

Trackbacks/Pingbacks

  1. Infertilidad y medicina reproductiva en IVINSEMER - […] La infertilidad – problema de dos […]

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *