Abracadabra

 

Hay algunas palabras que nos gustan, ya sea por el sonido, por su significado, o porque alguien especial nos la dijo. A mí me gusta la palabra abracadabra, que tiene varias versiones de origen y significado, pero yo decido quedarme con la que dice que significa: “como hablo ocasiono”.

Otra hipótesis dice que proviene del arameo: אבראכדברא avrah kahdabra que significa: “Yo creo como hablo”.
Otra posible fuente es del Hebreo: Aberah KeDabar: “iré creando conforme hable”.

Uno de sus usos era que se escribía en un pergamino, formando la figura de la letra griega Delta (triángulo), se doblaba el pergamino, y se le colgaba a un enfermo, y éste se curaba.

Abracadabra

 

Construyendo tu realidad

Lo que es un hecho es que se refiere a que con palabras construimos nuestra realidad. A mí me encanta todo esto de la visualización creativa, de la PNL (programación neurolinguística) y de la ley de atracción. Me encanta pensar que con las frases que salen de mi boca decreto lo que soy y lo que hay en mi vida, y no sólo es cosa de superstición de las palabras, las religiones usan mantras y oraciones que aumentan la fe en que vas a conseguir lo que necesitas, porque así lo estás diciendo.

Aparece lo mejor de ti

 

 

Cambiando tu mentalidad

Cuando te la pasas “tonteándote” cada que se te cae algo, o que cometes errores, vas amedrentando tu autoestima, y convenciéndote que tú eres torpe. Alguna vez conocí a una mujer sumamente enojona, que llevaba dos divorcios y tenía una malísima relación con el género masculino, ¡una Federica Peluche para que me entiendas!
Ella me platicaba que ella de niña escuchaba mucho a Lupita D’alesio, porque a su mamá le gustaba, entonces ella cree que su predisposición a juzgar mal a los hombres con los que se relacionaba (que maltrataba más bien dicho), era porque desde niña aprendió a juzgarlos así, a sentirles coraje, por las letras tan agresivas de dichas canciones. Ella desde muy joven se había convencido de que los hombres son infieles ¡aunque aún no tenía a su primer novio!

Enojada

Y ciertamente todos tenemos en la memoria frases o palabras terribles que alguien nos dijo de niños, y que siguen siendo un lastre en nuestra adultez. En American Next Top Model, hicieron alguna vez un ejercicio con las modelos que participaban, recordaban el apodo que más les había dolido de niñas y las caracterizaban exaltando esa característica, y bueno, un mar de lágrimas, caray y ellas que son chicas de primer mundo, con cuerpo y rostro de modelos, jovencitas menores de veintidós, y les afectaba muuuucho una palabra, que cosas.

Tristeza

 

 

Quiérete más y trátate bien

Me gustaría que desde hoy comiences a hablarte mejor, en vez de decir “que gorda estoy”, vete muy calladita a inscribirte al gimnasio, y dí: “estoy empezando a bajar de peso”, o en lugar de tontearte a ti o a los demás, concéntrate en ver las virtudes en todos y en todo, si olvidaste algo, avisa de tu retraso y disfruta el camino, total, de cualquier forma vas a llegar tarde, así que date chance de respirar y mirar el cielo y di: “ahora voy más tranquila”.

Recuerda no decirles cosas rudas a tus niños, ellos no saben diferenciar entre que se les calló algo por accidente y ser tontos, y así se comunicarán con los demás niños, recuerda que, independientemente de ser tus hijos, son seres humanos que se merecen respeto.

Finalmente te comparto un cuento que me gusta mucho:

El sabio y el rey

Un Rey soñó que había perdido todos los dientes. Después de despertar, mandó llamar a un Sabio para que interpretase su sueño.

“¡Qué desgracia, mi señor!” exclamó el Sabio, “Cada diente caído representa la pérdida de un pariente de vuestra majestad”.

“¡Qué insolencia!” gritó el Rey enfurecido, “¿Cómo te atreves a decirme semejante cosa? ¡Fuera de aquí!”. Llamó a su guardia y ordenó que le dieran cien latigazos.

Más tarde ordenó que le trajesen a otro Sabio y le contó lo que había soñado. Este, después de escuchar al Rey con atención, le dijo: “¡Excelso señor! Gran felicidad os ha sido reservada. El sueño significa que sobrevivirás a todos vuestros parientes”.

Se iluminó el semblante del Rey con una gran sonrisa y ordenó que le dieran cien monedas de oro.

Cuando éste salía del Palacio, uno de los cortesanos le dijo admirado: “¡No es posible!, la interpretación que habéis hecho de los sueños es la misma que el primer Sabio. No entiendo porque al primero le pagó con cien latigazos y a ti con cien monedas de oro”.

“Recuerda bien, amigo mío”, respondió el segundo Sabio, “que todo depende de la forma en el decir… uno de los grandes desafíos de la humanidad es aprender a comunicarse”.

De la comunicación depende, muchas veces, la felicidad o la desgracia, la paz o la guerra. Que la verdad debe ser dicha en cualquier situación, de esto no cabe duda, más la forma en que debe ser comunicada es lo que provoca en algunos casos, grandes problemas.

La verdad puede compararse con una piedra preciosa. Si la lanzamos contra el rostro de alguien, puede herir, pero si la envolvemos en un delicado embalaje y la ofrecemos con ternura, ciertamente será aceptada con agrado.

joya

 

 

Que los aplausos siempre vengan desde dentro, ya los que te den los demás son ganancia.

Fuentes consultadas:

http://es.wikipedia.org/wiki/Abracadabra

 

Artículo escrito por Margarita Meza Ghenno

 

También te puede interesar:

 

¿Qué es para ti tenerlo todo? Trabajar para alcanzar el éxito

 

La depresión en las mujeres

 


6 Comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.