¿Qué es para ti tenerlo todo? Trabajar para alcanzar el éxito

¿Por qué no estamos satisfechos con lo que tenemos?

Cuando me enteré de que L’wren Scott se había suicidado, lo primero que pensé fue…”Sí ella lo tenía TODO que consuelo nos quedaba a las simples mortales”.

Ella era todo lo que yo quiero ser, fue modelo, era una de las mejores y más cotizadas diseñadoras de moda, y su altura era de 1.93! Yo mido 1.53, si bien ya a mis 35 añotes lo acepté, es lo único que me operaría, si pudiera ganar unos 20 centímetros mínimo, si no, no vale la pena para mí.

Aparte era la novia de un icono del rock, Mick Jagger, si bien eso si no se lo envidio, muchas mujeres seguramente sí. Era una mujer hermosa, adinerada, independiente, con una vida social intensa, viajes, lujos, joyas, mansiones, ropa, etc.

La cosa es que me quedé pensando en el concepto de tenerlo todo ¿cómo es posible que alguien que sí lo tiene, ¿se suicide? Pues bien, ella no pensaba lo mismo.

 L’wren Scott

 

Trabajar para alcanzar nuestras metas

Existimos mujeres a las que se nos van los años, la vida entera, trabajando todo el tiempo, para llegar a una meta que nos queda bastante lejos. Pues nos las impusimos un 90% por factores externos, y para la que no tomamos en cuenta nuestras limitaciones reales.

Se nos está haciendo creer que podemos tenerlo todo. Internet está lleno de frases de que lo podemos lograr, pero ¿qué es todo?

éxito

 

¿Cuál es la definición de éxito?

 

Probablemente nos estamos acercando a una bulimia o anorexia mental porque no podemos lograrlo “todo”, ni 24 horas, ni 365 días, ni 80 años nos alcanzan para cubrir todas nuestras metas y llegar así al tan ansiado éxito.

Sencillamente tomemos un ejemplo sencillo y que todas las mujeres nos imponemos: el peso.

Cada mujer tiene su propia definición de peso ideal, pero ¿cuántas pesan eso? Los gimnasios en enero son los que hacen negocio en esas fechas, todas nos proponemos mil y un lunes a lo largo de nuestras vidas, y no logramos llegar al número mágico, o tal vez sí, pero a los 8 años de edad…

Entonces tenemos la situación de que pensamos que debemos pesar 45 kilos, por ejemplo, nos ponemos esa meta, empezamos alguna actividad física, alguna dieta, pero ¡oh sorpresa! La vida nos cambia los planes: el tráfico, el trabajo, los embarazos, la edad, etc.

Entonces no llegamos al número por más lunes que existan en la agenda ¿Qué hacer con ello? Muchas viven frustradas, usando carpas en vez de ropa, quejándose y comiéndose sus tacos con refresco light, pero hay otras personas que se adaptan y cambian ese número porque sencillamente lo necesitan cambiar de acuerdo a su realidad, por que los 45 kilos no nos vienen bien a todas, y pasar desgastándote, frustrada, a dietas extremas y con subidas y bajadas, tampoco nos hace feliz.

dietas

 

 

Cambiando nuestra mentalidad

Yo he optado mejor por una filosofía de alcohólico anónimo y mejor veo el éxito sólo por hoy. Tengo mis días negros, como hoy por ejemplo, en los que ando de malas todo el día por cosas que, exactamente HOY, no me afectan.

Se escucha a filosofía del aquí y del ahora, pero yo más bien ya la agarro por desesperación, y no por llegar al nirvana. Soy hija única y vivo sola desde los 19 años, tuve a mi primer y única hija a los 33… y mi vida cambió por completo, he tenido que enfrentarme a la depresión post parto y salir de ella con mucho esfuerzo, asimilar que ahora no es tan sencillo agarrar mi monedero y mis llaves, e ir a donde yo quiera.

Veo como mis maquillajes y accesorios se hacen viejos porque sólo tengo tiempo de lavarme la cara, los dientes y ponerme una diadema. Y ni que decir con mis múltiples pendientes que van desde escombrar mi guardarropa, hasta titularme.

Rumbo al éxito

Así que me he convencido a mí misma de que el éxito es llegar de la mañana a la noche sana, cuerda, sabiendo que comí bien, que hice “algo” de actividad física, y que hice una cosa, UNA, una sola.

Claro, lo de cuidar a la niña, cocinar, hacer las compras, lavar trastes, tender camas, lavar ropa, etc., es lo de cajón, por UNA cosa me refiero a algo exclusivamente para mí, para mi profesional, frívolo, egoísta, material, vanidoso y placentero YO.

Hay días pesados en donde esa sola cosa fue tomar un café en silencio durante quince minutos, pero otros, como la semana pasada, es confeccionar un vestido para mí, ver a una amiga, o poder tomar una clase de negocios, porque me encanta estudiar. Así que tuve que redefinir mi concepto de éxito y ponerle un cronograma de 24 horas, ni modo.

Pero claro que quiero más y más dinero, y viajes, y aprender más idiomas y salvar el mundo, pero por el momento estoy en prorroga por maternidad…

mamá trabajando

 

El tiempo

Probablemente esta prórroga dure 20 años, si bien me va, si la nena decide estudiar medicina, pues serán como 30, pero la cosa es que me está funcionando esto de la prórroga, y del éxito del día, no me importa ya el concepto de éxito en la vida que antes tenía, ahora no puedo llegar a ese éxito, así que me deleitaré con esta versión corta.

Y es que el éxito probablemente es como un vestido de diseñador, por el cual podemos trabajar y trabajar para juntar los miles de dólares para comprarlo, ponernos 4 años a dieta para entrar en su pequeña talla cero, viajar miles de kilómetros para ir por él a la mismísima tienda en Nueva York, pero se nos olvidó que medimos 30 centímetros menos que Heidi Klum y, oh oh, no se nos ve bien… eso es a lo que me refiero con nuestros limitantes reales….

cansancio

 

La prueba de que una gran mujer no tiene que ir atrás de ningún hombre, o esperar a que éste le abra la puerta…

 

 

Artículo escrito por Margarita Meza Ghenno

También te puede interesar:

S O S Mamás Estresadas

Abracadabra…¡Aparece lo mejor de ti!

 

 

 

 

(Visited 18 times, 1 visits today)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.