Ser mamá soltera

 

Hoy en día es muy común ser mamá soltera, ya sea por convicción o por que así se dieron las circunstancias.

De cualquier forma criar sola a un hijo es un doble reto, ya que hay que enfrentarse a la educación, manutención, protección y cuidados de otro ser totalmente dependiente a ti.

Y por si esto no fuera suficiente, aún tienen que enfrentarse a prejuicios y discriminación dentro de su entorno. Claro que cada vez esto es menos frecuente. ¡Uf, al menos!

 

Ser mamá soltera

 

Mamás criando solas a sus hijos

Tan sólo en México existen 4.5 millones de madres solteras, separadas o viudas, según cifras de (CONAPO) Consejo Nacional de Población, 880 mil mujeres se consideran madres solteras, de las cuales nueve de cada 10 tienen hijos menores de 18 años.
Mujeres admirables que son el sustento total de su casa, trabajan largas jornadas y al regresar a casa realizan sus tareas domesticas y dedican tiempo a sus hijos, hacen la tarea con ellos y otras actividades, todas unas mujeres ‘multitask’.

 

La economía y las mamás solteras

 

También hay quienes reciben el apoyo económico del padre de sus hijos, pero desafortunadamente el número de hombres que evaden sus obligaciones es cada vez mayor y están totalmente ausentes en la vida de sus hijos tanto económicamente como emocionalmente.

Y esto con el apoyo de las leyes, que en teoría están para proteger al menor, pero en la realidad están protegiendo al hombre irresponsable, y para prueba conozco varios casos a mi alrededor.

 

Ser mamá soltera es un desafío

De acuerdo a el portal  ‘madresoltera’ los problemas más frecuentes a los que se enfrentan las mamás solas son:

  • Los cambios físicos productos del embarazo afectan a las madres que tienen hijos en una familia constituida y más aún en madres solteras por la carga emocional que llevan consigo, sobre todo si son muy jóvenes.
  • Aislamiento de sus amistades, debido a que enfrentan solas las responsabilidades del nuevo bebé.
  • Imposición de la familia en sus propias decisiones, debido a que algunas madres solteras jóvenes se ven obligadas a depender de su familia se ven obligadas a acatar las órdenes que les impongan sus padres porque ellos son los que mantienen tanto a la madre como al bebé.
  • Cambio de actividades gratificantes por obligatorias, ahora tienen nuevas responsabilidades que ocupan hasta su tiempo libre.
  • Encontrar una pareja es una opción de vida, pero no necesariamente es la única ni la mejor, sólo será buena si se consigue desarrollar vínculos afectivos fuertes entre la pareja, la madre y el hijo, y esto no se consigue de un día para otro, sino es el resultado de un compartir a lo largo del tiempo.
  • Las madres solteras suelen cometer errores en la crianza del hijo, debido principalmente a que ellas cargan solas toda la responsabilidad. Por un lado, pueden tornarse perfeccionistas y autosuficientes, en un afán de demostrar al mundo que ellas pueden solas con este reto, el querer solucionar solas su problema crea una obsesión que las lleva a un estado de constante estrés emocional. También suelen ser sobre protectoras, debido a que por temor a rechazar a su bebé vuelcan toda su atención en él, esta situación es más notoria en madres solteras jóvenes que tienen una relación de amor/odio con su hijo, porque si bien aman a su hijo, éste también es el responsable de la variación de sus de vidas.
  • Generalmente los papás tienden a desvincularse de los hijos siendo necesario que los niños tengan modelos masculinos, pero lo más importante es que la madre tenga la capacidad de afrontar el estrés y hacerse cargo de la educación de su hijo y conseguir que sean adultos con un buen desarrollo intelectual, social y emotivo.
  • Es muy importante que la madre tenga bien claro que no debe hablar mal del padre, los niños al llegar a edad adulta sacarán sus propias conclusiones. En lo posible se debe hablar positivamente del padre.
  • La madre soltera debe asumir y desempeñar sus responsabilidades siendo consciente de sus limitaciones y evitar sobrecargarse
  • La madre soltera debe buscar apoyo en personas que la quieran, pidiendo ayuda en ocasiones, delegando responsabilidades de ser necesario, buscar ayuda en organizaciones que brinden soporte ocupacional para poder conseguir un empleo, etc.
  • Dedicar un momento para sí misma que le dé ánimos, un momento en el cual pueda salir a divertirse, hacer lo que quiera, leer un libro, ver televisión, etc., pero hacerlo exclusivamente pensando en ella. El arreglo personal también es importante, siempre debe verse bien para sentirse bien.
  • Es importante mencionar que esta situación, afecta igualmente a los hijos, quienes se enfrentan también a muchas dificultades por la falta de la presencia de un padre que ayude en la separación con su madre. (1)

El reto de ser mamá soltera

 

Es todo un reto tener toda la carga de la educación de los hijos y ser un ejemplo para ellos, para esto es importante tener una buena autoestima, y la gran mayoría de mamás solas tienen una buena dosis de ella.  Según estudios realizados el 90 por ciento de las madres solteras menores de 40 años se consideran grandes trabajadoras, frente al 80 por ciento de las mujeres sin descendencia. Por lo regular se sienten más fuertes, trabajadoras, positivas, responsables y flexibles que aquellas que no tienen hijos, ya que han tenido la gran capacidad de adaptarse a las circunstancias especiales que les ha deparado la vida. Tienen la ventaja de hacer y deshacer y elegir  lo que quieran para evolucionar y crecer personalmente y profesionalmente.

Consejos para ser una mejor mamá soltera

  • Búscate un tiempo para ti, regálate por lo menos 30 minutos al día puedes emplearlo en practicar un hobby, alguna actividad que has estado posponiendo. Es necesario que te relajes y desconectes de todo y estés a solas contigo misma.
  • Aprende a decir NO a tus hijos y sustenta tu respuesta para que ellos no tengan resentimientos contigo, dile el porqué de tu negativa. Recuerda que no siempre les puedes dar lo quieren y no te sientas mal por eso, si les explicas entenderán la situación.
  • Recuerda que no eres perfecta, no tengas miedo a fracasar o fallar. No pidas perfección a tus hijos deja que ellos aprendan de sus errores. Disciplina a tus hijos pero cuando hagan bien las cosas elógialos.
  • Sé un buen ejemplo: una buena madre se respeta a sí misma y se da el valor que se merece,  eso estimula a que tus hijos también te respeten.
  • Si tuviste una mala experiencia en tu niñez con tus padres, trata de superarlo y dejar atrás el pasado para que eso no intervenga en tu presente como madre. Tus hijos no deben pasar por lo mismo que pasaste tú.
  • Rodéate de gente positiva, no te dejes llevar por lo que digan los demás y que eso influya en ti y caigas en la baja autoestima y eso afecte tu desempeño como madre.
  • Amate con el ser especial e irrepetible que eres, acéptate tal cual, pero si es necesario que cambias por tu desarrollo personal, asume la responsabilidad de hacerlo y no solo lo pienses, sino toma acción porque lo que hagas por ti para mejorar la autoestima repercutirá en tus hijos también.
  • No te olvides que tus hijos aprenderán a quererse y a relacionarse de acuerdo a lo que han visto en tu propio desarrollo. (2)

¡Que tus hijos sean testigo de tu amor incondicional!

 

¿Cómo puedes hablar con tus hijos sobre su padre?

Lo primordial es aclararles a tus hijos que la relación que tuviste con su padre no tiene nada que ver con ellos, que si su padre no está presente no es por ellos sino porque la relación entre ustedes no funcionó, es importante hacerles sentir que se puede hablar del tema con confianza y que no es ningún tabú y pueden hacer preguntas cuando quieran, esto evitará que ellos se creen falsas fantasías, angustias y dudas innecesarias.

Si los niños sienten que su papá no los quiso, platica con ellos y diles que su papá no estaba suficientemente involucrado en la relación o preparado para asumir la responsabilidad de ser papá, lo que es un gran privilegio, pero también un gran compromiso y lo mismo si te preguntan por que no estás casada con él, explicales en la medida que ellos lo entiendan (de acuerdo a su edad) que el matrimonio es decidir con la  pareja sí se quiere compartir una vida y perseguir un sueño, formar una familia y crecer con los mismos valores.

Es un paso que debe decidirse porque la pareja lo busca, no porque hay un factor que los obliga o encamina a hacerlo. En la medida en que los niños tengan un entorno sano, estructurado, y vean a su madre como una mujer fuerte, aprenderán a sentir respeto por ellos mismos, independientemente de que tengan o no a su padre.

Por otra parte, ellos buscarán una figura paterna en algún familiar o maestro, esta es la reacción normal de los niños que carecen de alguna figura paterna. (3)

 

 

Rebeca

 

 

 

Fuentes y más información:
(1) (2) Madre Soltera
(3) BBMundo

 

También te puede interesar:

 

 

El abandono paterno y sus efectos en los hijos

¿Sabes qué es ser una madre tigre?


2 Comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.