Banana Boat Baby & Kids: protección garantizada para los pequeños de la familia

 

 

En estos días de calor es muy importante proteger a nuestros hijos de los rayos del sol además de cuidar su delicada piel y Banana Boat lo sabe, por ello cuenta con productos especializados que nos ofrecen la máxima seguridad para los más pequeños de la familia. A través de lociones que brindan un gran espectro de protección UVA/UVB, podrás sentirte completamente tranquila mientras ellos disfrutan el sol en la playa o salen de paseo por la ciudad.

Por otra parte, Banana Boat Baby FPS 50 es el aliado perfecto para cuidar la piel de los bebés. Al igual que Banana Boat Kids FPS 50, ambos productos son hipoalergénicos, resistentes al agua y sin lágrimas; además cuentan con el aval de la Skin Cancer Foundation.

Banana BoatBanana Boat
Todos los productos de Banana Boat tienen durabilidad excepcional y textura ligera, cuentan con ingredientes naturales y se aplican sin esfuerzo.

Los beneficios de usar productos Baby FPS 50 & Kids FPS 50 de Banana Boat son:

1. Recomendado por la Skin Cancer Foundation.
2. Ideal para uso diario.
3. Sin lágrimas.
4. Hipoalergénico.
5. Resistente al agua.
6. Rápida absorción.
7. Loción facial y corporal.

La aplicación de los protectores solares es fundamental para obtener la mayor seguridad. En el caso de los bebés menores a 6 meses, es importante consultar al doctor antes de exponerlos al sol y ponerles un protector hipoalergénico regularmente. Además, asegúrate de cubrirlos con la ropa adecuada, incluyendo un sombrero, y de llevar una sombrilla. También considera hacer caminatas antes de las 10:00 am y por la tarde, después de las 4:00 pm, cuando los rayos UV no son tan fuertes.
Para los niños, es conveniente aplicarles protectores con un amplio espectro de protección UVA/UVB (con FPS de 50 o más) 20 minutos antes de que salgan a un espacio abierto para que la piel lo absorba adecuadamente, y volver a ponerlo por lo menos, cada 2 horas después de nadar, transpirar por un largo periodo de tiempo o de haberse secado con la toalla.

No olvides aconsejarles que cubran todas las áreas del cuerpo que queden expuestas al sol (por lo general se olvidan áreas como los brazos, el hombros, el cuello, las orejas y los labios).
Pídeles que busquen sombras cuando salgan a jugar y que vistan ropa que los proteja del sol (sombreros y gafas de sol). De esta forma, los niños podrán desarrollar el hábito de usar protector solar para reducir el riesgo de daños en la piel a futuro.
Recuerda… ¡La protección solar comienza en casa!

Ya no tienes nada de que preocuparte. Ahora es posible que tus hijos tengan una protección alta mientras se divierten con libertad bajo el sol.

 

 


0 Comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.