Las amigas

Las mujeres somos excelentes amigas, muy solidarías y siempre estamos para apoyarnos unas a otras en momentos difíciles, es padrísimo reunirte con tu grupo de amigas platicar tus penas y recibir palabras de aliento cuando andas depare. Pero por alguna extraña razón el tener hijos o no tenerlos cambia las cosas. Por lo menos en mi caso fue así.

Cuando estaba embarazada seguía saliendo con mis amigas y ellas súper lindas me consentían y cuidaban pero en cuanto nació mi bebé ¡esto se esfumo!
De pronto los mensajes y las llamadas cada vez eran menos frecuentes, terminaron las visitas, ni hablemos de las invitaciones para salir por que esas simplemente no volvieron.

¿Mujeres sin hijos vs Mujeres con hijos?

 

Ser mamá

 

Entiendo perfecto que mi situación cambio, al convertirme en mamá cambiaron mis prioridades, mi tiempo y energía se concentraron en esa nueva personita acabada de nacer, pero lo que no cambio fue mi personalidad y por lo tanto me hubiera caído perfecto tener a mis amigas a lado.

Si bien ellas no podían resolver mis nuevas dudas y problemas existenciales hubiera estado increíble que me acompañaran en esta nueva experiencia y aprovecháramos juntas el poco tiempo libre que me quedaba y despejarme un rato de las nuevas obligaciones.

Sé que para las mujeres que no tienen hijos debe ser aburrido escuchar sobre pañales, papillas, berrinches y demás, y ni hablar de las mamás que acostumbran poner cada gracia que hace su hijo y tapizan el timeline de Facebook con miles de fotos.

¿Mujeres sin hijos vs Mujeres con hijos?
Mostremos empatía

Sé que puede llegar a ser molesto para los demás, sobre todo para los que no tienen hijos, por que para los que sí somos padres entendemos perfecto lo que están viviendo y sintiendo.

Varias de mis conocidas juraban que el día que tuvieran un hijo jamás harían eso, se enojaban horrores si salíamos y escuchaban a un bebé llorar y no eran nada tolerantes, me toco escuchar duras críticas y frases despectivas hacia las mamás, ahora les llego el turno de ser mamás y hacen exactamente lo que les molestaba que hicieran los demás.

Y es que a todos nos hace falta ser más empáticos y ponernos en el lugar de los demás, las mamás escuchamos frases como “Yo nunca podría ser una simple ama de casa” “Yo aspiro a mucho más que a tener hijos”, etc.

Las mujeres con hijos también decimos cosas molestas tales como “El reloj biológico corre y no tienes hijos” “Cómo vas a estar ocupada si ni siquiera tienes niños”, así que pongámonos la tarea de ser más comprensivas y retomemos a las viejas amistades, las circunstancias cambian pero podemos llegar a un punto medio donde ninguna de las partes se sienta incomoda.

¿Qué opinan?

¿Mujeres sin hijos vs Mujeres con hijos?

Rebeca
Avatar-MamasRockstars

 

 

 

 

 

 

 

También te puede interesar:

 

La importancia de la amistad


4 Comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.