¿Qué es la Varicela? Síntomas y complicaciones

¿Qué es la varicela?

 

La mayoría de nosotros conocemos la varicela, ya que muchos de nosotros la padecimos en algún momento de nuestra vida.  La varicela es una infección viral  muy contagiosa causada por el virus de la varicela-zóster (VVZ).  En la mayoría de los casos es una enfermedad molesta sin muchas complicaciones.

Pero en algunos casos la varicela puede llegar a ser muy peligrosa y provocar graves complicaciones, incluso puede llegar a ser mortal, sobre todo en personas con el sistema inmunológico debilitado (tal es el caso de personas con cáncer, VIH, mujeres embarazadas, etc.)

Varicela

El VVZ se transmite fácilmente de las personas con varicela a otras personas que nunca han padecido la enfermedad o aquellas que no han sido inmunizadas. El virus se propaga principalmente al tocar o inhalar las partículas de los virus provenientes de las ampollas que la caracterizan. Para que se presente la enfermedad pueden pasar unas aproximadamente 2 semanas (de 10 a 21 días) después de la exposición al virus.

¿Cuáles son los síntomas de la varicela?

La varicela provoca una erupción cutánea con picazón y ampollas pequeñas y llenas de líquido. Generalmente empieza en la cara, el pecho y la espalda, y luego se extiende al resto del cuerpo. Estas ampollas generalmente se convierten en costras dentro de los 4 a 7 días.

Es importante saber que la varicela puede ser transmitida desde 1 a 2 días antes de que brote el sarpullido, se caracteriza por iniciar generalmente en la cara, el pecho y/o la espalda, y que luego se extiende al resto del cuerpo produciendo entre 250 y 500 ampollas.

Varicela

¿Qué complicaciones puede causar la varicela?

Las complicaciones graves de la varicela pueden ser:

  • Infecciones bacterianas de la piel o de los tejidos blandos en niños, entre estas se incluyen las estreptocócicas del grupo A.
  • Neumonía.
  • Infección o inflamación del cerebro, encefalitis, ataxia cerebelosa.
  • Problemas de sangrado, complicaciones hemorrágicas.
  • Infecciones del torrente sanguíneo, septicemia.
  • Deshidratación.
  • Muerte.

Fiestas de la varicela

Desafortunadamente y apoyados en una antigua creencia que no ha perdido vigencia es la idea de que la varicela es una enfermedad benigna, esto ha llevado a pensar que es bueno favorecer el  contagio de la enfermedad reuniendo a los niños sanos con aquellos que la presentan. De acuerdo con el Centro de Control y Prevención de Enfermedades en Estados Unidos, un caso de varicela es una fuente potencial para un brote, por lo que recomienda aislar al paciente e informar a aquellos que estuvieron involucrados o en contacto, sobre la exposición al VVZ para prevenir el desarrollo de la enfermedad particularmente en aquellas personas que son consideradas inmunocomprometidas.

“La varicela es una enfermedad altamente contagiosa por el contacto o por la vía aérea, por eso, es común que un par de semanas después de presentarse un primer caso, se pueden detonar brotes en escuelas y guarderías entre otros sitios. Desafortunadamente no podemos saber con antelación quien presentará un caso grave; siempre lo recomendable es prevenir el contagio y evitar la varicela a cualquier edad.” afirma la Dra. Diana Guarneros, Director Médico Asociado de Vacunas de MSD México. (1)

Infografía Varicela MSD

La importancia de vacunarse

Dos dosis de la vacuna contra la varicela son muy eficaces para prevenir la enfermedad, incluso la enfermedad grave, sus complicaciones y la muerte. Algunas personas que se han vacunado contra la varicela todavía pueden contraer la enfermedad. Sin embargo, los síntomas generalmente son leves, con menos ampollas, un poco o nada de fiebre y una duración más corta.

Además, cuando se vacuna, protege también a otras personas de su comunidad. Esto es especialmente importante para las personas que no pueden ponerse la vacuna. Estas incluyen los bebés menores de 1 año, las mujeres embarazadas y las personas que tienen el sistema inmunitario debilitado.

  • Los niños reciban la primera dosis entre los 12 y 15 meses de edad, y la segunda entre los 4 y los 6 años de edad.
  • Las personas mayores de 13 años que nunca hayan tenido varicela o hayan sido vacunadas deberían recibir dos dosis con un intervalo de al menos 28 días.

Si tú o tu hijo ya recibieron la primera de estas dosis anteriormente, debes consultar con tu médico antes de aplicarte la segunda dosis. (2)

Vacuna contra la varicela

Fuentes y referencias:

(1) MSD
(2) Centros para el control y prevención de enfermedades 

 

También te puede interesar:

¿Por qué debes vacunarte contra la influenza estacional?

¿Qué es el virus Coxsackie y cuáles son sus síntomas? Enfermedad manos, pies y boca

 

 

(Visited 16 times, 1 visits today)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.