Razones para no automedicarse

¿Por qué no debemos automedicarnos?

La mayoría de nosotros estamos acostumbrados a consumir medicamentos de venta libre cuando tenemos algún tipo de dolor, gripe, fiebre, etc., los cuales son padecimientos comunes, pero mucha gente va mas allá de esto. Y los comerciales que vemos a diario sobre medicamentos no ayudan, ya que lo hacen ver como algo totalmente inofensivo.

Otro factor que influye mucho en la automedicación, es que la gente se está acostumbrado a acudir al “Dr. Google”  en lugar de acudir con un médico real. Las personas se meten a la red buscando sus padecimientos y síntomas, y no paran ahí, también se auto-diagnostican y también se auto-recetan medicamentos, una conducta que puede llegar a ser peligrosa.

Los peligros de automedicarse

¿Qué es automedicarse?

Básicamente es consumir medicamentos por iniciativa propia, sin que exista ningún tipo de intervención por parte de algún médico en el diagnóstico, en la prescripción ni en la supervisión del tratamiento.

Y no está mal si utilizas responsablemente los medicamentos para padecimientos comunes durante un tiempo muy limitado y ocasionalmente. Pero cuando los consumes de manera habitual sin supervisión médica o para padecimientos más graves ya se vuelve un peligro.

Por ello es importante acudir al médico, ellos serán quien determinen si estamos ante una dolencia leve, moderada o severa, ellos son quienes pueden darnos el tratamiento adecuado sin poner en peligro nuestra salud.

Los peligros de automedicarse

Razones para no automedicarnos

  • Resistencia y pérdida de eficacia: Al utilizar ciertos tipos de medicamentos en situaciones no indicadas, el organismo se hace resistente a ese medicamento y su eficacia se reduce.
  • Fortalecimiento de los microorganismos: Para acabar con los virus y las bacterias que afectan a nuestro cuerpo, necesitamos el tratamiento adecuado. Al tomar un fármaco los síntomas pueden desaparecer, pero puede que el microorganismo sólo se debilite y no muera, sino que se refuerce y llegue a ser inmune e, incluso, provoque nuevas dolencias.
  • Efectos secundarios e intoxicación. Teniendo en cuenta tu propio historial clínico, el médico te prescribirá el medicamento más adecuado, prestando especial atención a posibles alergias a algún fármaco o incompatibilidad con otro medicamento que estás tomando. Si te automedicas, cabe la posibilidad de que algún componente te afecte de forma perjudicial y tengas consecuencias graves, efectos secundarios, reacciones adversas o una intoxicación.
  • Dependencia y adicción. El abuso de medicamentos sin prescripción puede causar cambios en el organismo y generar dependencia. Y, en algunos casos, incluso, dar lugar a una adicción psicológica.
  • Retrasos en el diagnóstico: Al tomar fármacos no indicados se puede enmascarar el problema real y dificultar el diagnóstico para prescribir el tratamiento adecuado.
  • Cada fármaco tiene sus propios riesgos: El autoconsumo de analgésicos antitérmicos -como el paracetamol- o antiinflamatorios -como el ibuprofeno- provoca efectos adversos graves relacionados con el aparato digestivo o el riñón. Y la ingesta de antibióticos sin prescripción puede conllevar a la mutación de las bacterias que se vuelven resistentes y, por lo tanto, más difíciles de tratar, aumentando la duración del tratamiento y las estancias hospitalarias. (1)

Acude al médico

Razones para no automedicarse

  • Si presentas distintos síntomas, es necesario acudir con un especialista y escucharlo con atención cuando te explique los detalles de la frecuencia y modo en el que deberás de tomar los medicamentos indicados en tu receta.
  • Si tienes alguna duda, pregunta a tu médico: ¿qué síntomas desaparecerán y cuándo?, ¿qué podría suceder si suspendes el tratamiento antes de tiempo?, ¿hay algún alimento o bebida a evitar mientras se utiliza el medicamento? Toda esta información te ayudará a que tu tratamiento sea más eficiente.
  • Al ir a la farmacia a comprar el medicamento que te recetó tu médico, fíjate que sea el correcto.
  • Pon una alarma o aviso en tu celular para no olvidar la toma puntual del medicamento; sobre todo si es en un horario de madrugada o en el que tus actividades son variables.
  • Nunca te automediques. El hecho de que un medicamento le funcione a alguien más, no significa que será igual contigo; al contrario, puede tener graves consecuencias.

Fuente:
(1). Vivaz
Lo que dice tu medico

También te puede interesar:

¿Por qué es importante vacunarse contra el sarampión?

¿Qué es la Varicela? Síntomas y complicaciones

(Visited 21 times, 1 visits today)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.