Los 5 padecimientos más frecuentes en la piel del bebé durante su primer mes de vida

La piel del bebé

La delicada piel del bebé es hasta diez veces más fina que la de los adultos, por lo que es más delicada, se reseca con más facilidad y es más propensa a sufrir de irritaciones y otros padecimientos. Así que requiere de más cuidados.

La piel del bebé es lo que más ayuda a la regulación de la temperatura, además de que funciona como barrera contra gérmenes y contra la absorción de sustancias nocivas -como parabenos, alcoholes, ftalatos, entre otros-, ya que al ser absorbidas pueden incrementar el riesgo de alergias.

Los 5 padecimientos más frecuentes en la piel del bebé durante su primer mes de vida

Padecimientos de la piel de los bebés

Cuando somos mamás por primera vez, es común asustarnos cuando vemos algo anormal en la piel de nuestros bebés, sin embargo, esto suele ser tratable e incluso más común de lo que pensamos.

Existe un grupo de enfermedades llamadas dermatosis transitorias del recién nacido que son benignas y se limitan a presentarse en las primeras semanas o meses de vida. En su mayoría no ameritan tratamiento y es fundamental un reconocimiento adecuado por el experto a fin de dar el manejo ideal y así evitar poner sustancias innecesarias sobre la fragil piel del bebé.

Para que estés al tanto de estas enfermedades, Marianela Chávez, dermatóloga pediatra con más de 10 años de experiencia y parte del grupo de expertos de
Huggies Supreme, nos ayuda a identificar y entender algunos de los padecimientos de la piel, más frecuentes en bebés recién nacidos y algunos consejos para solucionarlo, sin embargo, debes recordar visitar a tu médico o dermatólogo si observas alguna erupción o infección en la piel de tu bebé.

Los 5 padecimientos más frecuentes en la piel del bebé durante su primer mes de vida

¿Cuáles son los padecimientos más comunes?

Eritema tóxico del recién nacido: es la erupción inflamatoria benigna más frecuente y, lamentablemente, no se saben sus causas. Se presenta como granitos rojos en la piel del recién nacido y afecta en su mayoría a nacidos de término, es decir, los bebés que nacen entre las 37 y 40 semanas de gestación, y se empieza a observar entre el primer y tercer día de vida. La erupción puede variar de bebé en bebé y se puede localizar en cualquier parte del cuerpo. Puede durar varios días o pocas semanas y no requiere tratamiento ya que, afortunadamente, se resuelve espontáneamente.

Miliaria: esta erupción se da por la obstrucción de las glándulas de sudor, situación que es muy normal debido a la inmadurez en la piel de los bebés. La inflamación se puede notar más en los pliegues del bebé, por lo que es recomendable retirar el exceso de ropa y controlar de forma adecuada la temperatura y humedad ambiental. Otra forma de solucionarse es aplicando compresas y baños frescos. No se recomienda aplicar cremas muy grasas ya que eso podría incrementar la erupción. Por otro lado, es recomendable utilizar un pañal que ayude a evitar el exceso de humedad en esa área como el de la línea de pañales Huggies Supreme, que cuenta con una cubierta respirable Air Fresh.

Manchas o marcas de nacimiento: Éstas se pueden dividir en las que son pigmentadas (con incremento de las células que nos dan el pigmento “melanocitos”) y las vasculares (vasos sanguíneos que no se formaron completamente). Ambos tipos de marcas son inofensivos y suelen desaparecer espontáneamente.

Costra láctea: se trata de áreas con escamas a nivel de la piel de la cabeza, con aspecto graso, amarillento y con formas variables. Se ha relacionado con la influencia hormonal materna durante el embarazo, ya que esto estimula la producción de sebo del bebé. Ésta se puede observar en las primeras semanas de vida y no suele dar ningún síntoma o quizá una leve picazón.

Cuando estas placas se ven muy enrojecidas y con más extensión, se le conoce como dermatitis seborreica (porque pasa en donde hay un mayor número de glándulas sebáceas), y ésta puede llegar a afectar incluso la zona del pañal. Es una condición no infecciosa, que es transitoria y suele desaparecer en semanas o meses. Pero no te preocupes, tu bebé no se sentirá incómodo.
Costra lácteaSe recomienda tener mucha higiene en el cabello y colocar un champú suave de uso diario, una buena recomendación es el champú adicionado con karité sin parabenos, sulfatos y colorantes de la línea Huggies Supreme. También es recomendable usar un cepillo especial que ayude a retirar las escamas.

De acuerdo con el grado de severidad de la escama o costra delgada es recomendable valoración por el pediatra o dermatólogo ya que a veces es necesario el uso de champús medicados que contienen antiseborreicos. El aplicar una sustancia oleosa como aceites, puede ayudar también a quitar las escamas.

Dermatitis en la zona del pañal: Comúnmente conocida como “rozadura”, ésta afecta la zona cubierta por el pañal. Se suele originar por el contacto prolongado de la superficie de la piel con heces, orina y otras sustancias (detergentes, plásticos, perfumes), por lo que hay fricción, oclusión de la zona y humedad Al aumentar el pH de la piel, se pierde la función que tiene de barrera.

Esta afección se puede minimizar, utilizando pañales que integren tecnologías especialmente desarrolladas para cuidar la piel, así como fibras naturales como el algodón e ingredientes humectantes como el aceite de almendra.

Una opción recomendable es la línea de pañales Huggies Supreme, ya que además de contar con las características antes mencionadas, también tiene cubierta 3Dermoprotect que ayuda a evitar el contacto de la popó con la piel, tecnología de absorción que encapsula la orina y materiales suaves que protegen y ayudan a evitar marcas rojas en la piel.

Es muy importante tener una buena higiene de la zona, mantenerla seca y utilizar agua tibia y un jabón que ofrezca un adecuado cuidado para las pieles delicadas y sensibles. No debes olvidar usar toallitas húmedas al momento de limpiar a tu bebé durante el cambio de pañal, las de la línea de
Huggies Supreme son dermatológicamente probadas, libres de parabenos, sin alcohol y cuentan con aceite de almendra.

Además, también debe realizarse un cambio frecuente de pañal, con posterior aplicación de crema de barrera que funcionará como absorbente, secante y cicatrizante. Si se empieza a observar una sobreinfección por algún tipo de hongo, será necesario agregar un antifúngico para su tratamiento.
En la piel de los recién nacidos pueden aparecer ciertas lesiones benignas y transitorias, que desaparecen en las primeras semanas o meses de vida y que no indican ningún padecimiento de gravedad. Es importante que tengamos conocimiento de ellas para no alarmarnos y para que no sea apliquen tratamientos innecesarios que pueden ser dañinos para su piel.

Los 5 padecimientos más frecuentes en la piel del bebé durante su primer mes de vida

 

(Visited 76 times, 1 visits today)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.