Mitos y realidades sobre la hidratación

Lo que debes saber la hidratación

Existen muchas creencias alrededor de un tema que aparentemente es simple pero esencial en nuestra vida: la hidratación. Por ello es importante conocer esta información  para no dañar nuestra salud y estar al tanto de la salud de todos los miembros de la familia.

Estos son 10 mitos que giran alrededor de esta acción para que los miembros de la familia estemos bien hidratados y saludables:

Mitos y realidades sobre la hidratación

1. Mito: Se debe tomar agua sólo cuando se tiene sed.

Realidad: La sed aparece cuando ya existe un ligero pero importante grado de deshidratación, por lo que es recomendable no esperar a tener sed o sensación de boca seca para tomar agua.

2. Mito: Beber agua durante las comidas dificulta la digestión y provoca que no comamos bien.

Realidad: La absorción del agua es muy rápida y no afecta la ingesta de nutrimentos, por el contrario, colocar agua en la mesa a la hora de comer ayuda a mejorar los hábitos en el consumo de líquidos.

3. Mito: El agua simple es la única opción para que el organismo se mantenga hidratado.

Realidad: El agua simple debe ser la bebida de primera elección para hidratarse correctamente, esto en personas sanas que realizan actividad normal, no obstante hay otras bebidas que ayudan a incrementar la cantidad de líquido en el organismo: jugos, leche, aguas de sabor, tés, etcétera, al igual que algunos alimentos como sopas, caldos y, sobre todo, frutas y verduras.

4. Mito: El aumento de peso es mayor cuando se consumen alimentos altos en calorías y menor al ingerir bebidas con la misma característica.

Realidad: Pensar que las calorías de los líquidos son menores que las que aportan los alimentos sólidos es erróneo. En algunos casos las bebidas pueden aportar más energía que los alimentos y así contribuir al sobrepeso y obesidad.

5. Mito: Todas las personas deben consumir durante el día la misma cantidad de agua.

Realidad: Los requerimientos diarios de agua son individuales pues dependen de diversos factores como edad, sexo, actividad física, estado fisiológico (embarazo, lactancia y condiciones de salud) y clima, entre otros aspectos. La recomendación general para los diferentes miembros de la familia son los siguientes: 9 vasos de agua de 250 ml para mamá, 12 vasos de agua de 250 ml para papá y los niños 8 vasos de agua de150 ml al día.

6. Mito: Hay que evitar beber agua cuando el cuerpo retiene líquidos.

Realidad: Cuando el cuerpo siente que concentra poca agua reacciona reteniéndola. Lo recomendable es aumentar el consumo de líquidos para que el cuerpo elimine lo que está almacenando.

7. Mito: Consumir agua sin cubrir las necesidades diarias no afecta la realización de las actividades.

Realidad: La pérdida del 1% de líquido puede provocar falta de concentración, menor estado de alerta, cansancio, dolor de cabeza y sueño. Nestlé Pureza Vital® marca líder de agua embotellada a nivel mundial, se ha preocupado por el consumo de agua de los diferentes miembros de la familia mexicana y una de las recomendaciones que brindamos es siempre llevar una botella de agua con nosotros, así será más fácil que al verla la estemos consumiendo.

8. Mito: Beber poca agua provoca que los riñones trabajen menos.

Realidad: Cuando el consumo de agua es insuficiente, los riñones tienen que esforzarse para producir orina, lo cual puede desencadenar problemas como la formación de piedras renales en personas susceptibles.

Mitos y realidades sobre la hidratación 

9. Mito: El cuerpo sólo pierde agua a través del sudor y la orina.

Realidad: Si bien es cierto que la mayor cantidad de agua que pierde el organismo es a través de la piel con el sudor y de los riñones con la orina, también lo hace con la respiración y mediante las evacuaciones.

10. Mito: Cualquier bebida hidrata de manera saludable.

Realidad: En términos de calidad, no cualquier bebida hidrata igual, ya que todas impactan el estado de nutrición de forma diferente; algunas lo hacen de manera positiva, como el agua simple, y otras resultan negativas por las cantidades excesivas de azúcares refinados.

Hidratarnos adecuadamente es sin duda un hábito que ayuda a la salud, por ello es necesario mantenernos bien informados para evitar cometer errores.

También te puede interesar: 

¿Cómo hacer que tus hijos tomen suficiente agua diariamente?

Razones para no saltarse el desayuno

(Visited 21 times, 1 visits today)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.