Enseña a tus hijos el cuidado del medio ambiente con estas divertidas actividades

Cinco actividades divertidas para promover el cuidado del medio ambiente

Absolutamente todos sin importar la edad que tengamos debemos ser conscientes de la importancia de cuidar el medio ambiente. Como padres tenemos la gran responsabilidad de enseñarles a nuestros hijos los efectos de los hábitos humanos en la conservación del ambiente. Todo el esfuerzo que hagamos así sea el más mínimo, puede hacer grandes cambios y todos podemos contribuir a construir un entorno más sano.

Cinco actividades divertidas para promover el cuidado del medio ambiente

 

Cuidar el medio ambiente puede ser divertido para los niños

La educación sobre el cuidado del medio ambiente con juego o arte puede ser divertida y una buena forma de crear momentos familiares.

Estos son cinco consejos para promover con los más pequeños estos valores de sostenibilidad:

  • Reutiliza libretas: en todas partes hay oportunidades para reducir la basura que generamos en la casa, por ejemplo, los útiles escolares. Une aquellos cuadernos que no se hayan acabado, y crea libretas con portadas decoradas por los niños.

    Además de reducir el consumo, y el desperdicio, les enseñarás a usar sólo lo que necesitan. Si lo aprenden hoy, mañana les será más fácil aplicarlo.

    Reutiliza libretas

  • Cambia las envolturas de tus regalos: Si planean hacer algún regalo, no compren papel para envoltura, mejor re-utilicen papel periódico que tengan guardado en casa y sean creativos al envolverlo.

    Otra idea es hacer dinámicas para que los niños encuentren sus obsequios escondidos. Incluso si el plan es no gastar, una buena idea es reutilizar algunos de los juguetes viejos y con un poco de pintura e ingenio podrás realizar nuevas actividades con ellos.

    Envolturas de regalo recicladas

  • La ropa puede ser también una oportunidad para innovar y divertirse: toma las prendas que ya no les queden para hacer parches, disfraces, muñecos y accesorios que no requieran de mucha destreza al coser.

    De esta manera, no todo termina a la basura, y los niños aprenden que los objetos materiales que los rodean pueden usarse de más formas de las que se imaginan.

    Decoren su ropa

  • Separen la basura y reciclen: hagan en casa una actividad para aprender cuáles son los tipos de residuos que hay y empiecen a separarlos en distintos botes o bolsas. Pueden hacer adivinanzas sobre las clases de basura o crear canciones.

    Entre toda la familia la dinámica será divertida y propiciará la conversación sobre el medio ambiente y el reciclaje.

    Separar la básura 


    Convivan con la naturaleza

    Los juegos de video y las visitas al centro comercial son divertidas, pero, ¿cuándo fue la última vez que fueron a un parque? Para disfrutarlo sólo se necesita una pelota o unos buenos tenis.

    Estos lugares son una excelente ventana a la naturaleza, además de ofrecer la oportunidad para hacer ejercicio y fomentar la convivencia entre toda la familia. Haz que ellos tengan la costumbre de recoger la basura antes de irse.

Convivan con la naturaleza

Estas acciones sin duda harán una diferencia para las generaciones jóvenes, sobre todo si desde pequeños les enseñamos a aprovechar mejor lo que consumimos. Recuerda que lo que es basura para muchos, para otros es un recurso.

Propiciemos dinámicas divertidas, pero también reflexionemos sobre qué mundo queremos dejarles a nuestros hijos.

También te puede interesar:

Las bacterias buenas contribuyen a una mejor salud en los niños

La importancia del juego

(Visited 18 times, 2 visits today)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.