¿Qué tienen que ver nuestras emociones con la salud intestinal?

¿Sabías que tus emociones y tu salud están conectados?

Sabías que más del 70% de las personas que padecen de problemas intestinales, se sienten emocionalmente afectados. Muchas emociones las sentimos en esa zona, así como cuando vemos a la persona que nos gusta y sentimos mariposas en el estómago o también cuando hay angustia e incertidumbre.

¿Qué tienen que ver nuestras emociones con nuestra salud intestinal?

¿Cuál es la conexión entre las emociones y nuestros intestinos?

El intestino se encuentra ubicado arriba de nuestro ombligo y es por eso que en ocasiones lo llegamos a confundir con nuestro estómago, pero es justo ahí, en nuestro segundo cerebro, donde habitan los malestares digestivos y un mundo de emociones que se conectan entre sí.  Aquí se producen la mayoría de las hormonas responsables de los procesos neurológicos del organismo y contiene millones de células similares a las que posee el cerebro en los recubrimientos del tracto digestivo.

¿Qué tienen que ver nuestras emociones con nuestra salud intestinal?

 

¿Te ha pasado que cuando pasas por momentos que te afectan emocionalmente sientes diferentes sensaciones en el estómago?

Esto es completamente normal, muchos malestares intestinales son el reflejo de nuestro estado de ánimo.

Emociones reflejadas en síntomas digestivos

Las emociones como ansiedad y estrés desencadenan una serie de malestares digestivos, afectando no solo el bienestar digestivo sino el bienestar emocional. Más del 70% de las personas que experimentan molestias digestivas dicen que se sienten emocionalmente afectadas, y las personas con síndrome de colon irritable dicen también sufrir de efectos mentales adversos

Estos son algunos ejemplos: el famoso “nudo en la panza” – al estar enojado o estresado nos provoca gastritis; el no externar emociones que nos causan conflicto puede causar vómito; la angustia o incertidumbre nos puede causar indigestión; “mariposas en el estómago” cuando se está viviendo una emoción excitante; un “hoyo en el estómago” cuando se está nervioso o se siente miedo.

¿Qué tienen que ver nuestras emociones con la salud intestinal?

¿Cómo puedes sentirte mejor?

En ocasiones es importante preguntarte, qué haces para sentirte bien contigo misma, cómo te cuidas y qué momentos de tu día a día buscas para ti y para tu salud. Vivir una vida plena debe sentirse en el interior para poder reflejarlo en el exterior.

¿Qué tienen que ver nuestras emociones con la salud intestinal?
Empieza por liberarte de las emociones negativas, por medio de actividades que ayuden a equilibrarte emocionalmente. ya sea a través de la práctica regular de ejercicio como el yoga, correr, crossfit, pilates, o cualquier actividad física que disfrutes hacer.

Escuchar música, meditar, dibujar, leer, ver una chick flick o ir a un spa. Existen un mundo de actividades que te ayudan a liberar el estrés y buscar esos momentos para ti, para salirte de ese moodemocionalmente negativo para recargar te de energía para adelante.

¿Qué tienen que ver nuestras emociones con la salud intestinal?

El papel de la alimentación en la salud intestinal

Algunos tips que puedes llevar a cabo para fortalecer tu salud intestinal, procura ver en tu plato algo delicioso, pero también divertido y lleno de colores, para asegurar un adecuado consumo de vitaminas, minerales y fibra.

Uno de los alimentos recomendados para tu salud digestiva, es el yoghurt ya que contiene probióticos vivos que ayudan a cuidar las vellosidades del intestino para que tengan una mejor absorción de los nutrimentos. Existen diferentes tipos de probióticos, y algunos de ellos han demostrado tener un efecto positivo en la salud digestiva, favoreciendo el equilibrio microbiano en el intestino y disminuyendo la frecuencia de malestares digestivos menores.

¿Qué tienen que ver nuestras emociones con la salud intestinal?

Es además importante que moderes el consumo de alimentos irritantes como el café, chile bebidas con gas y alimentos fritos, capeados o empanizados.

Al tener hábitos saludables tales como una alimentación adecuada en la cual se incluyan probióticos, consumir por lo menos dos litros de agua simple al día, practicar actividades que ayuden a equilibrar las emociones y que ayuden a mantener el cuerpo en forma y tratar de tener pensamientos.

También te puede interesar:

¿Por qué incluir lácteos en nuestra alimentación diaria?

Las bacterias buenas contribuyen a una mejor salud en los niños

 

(Visited 92 times, 1 visits today)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.