Todo lo que debes saber sobre la histerectomía

La histerectomía es un procedimiento quirúrgico que consiste en la extirpación del útero. Aunque puede ser una cirugía necesaria en algunos casos, muchas mujeres pueden sentir ansiedad o preocupación ante la idea de someterse a una histerectomía.


¿Por qué se realiza una histerectomía?

Existen varias razones por las que una mujer puede necesitar una histerectomía. Algunas de las causas más comunes incluyen:

 

  • Fibromas uterinos
    Los fibromas uterinos son tumores no cancerosos que crecen en el útero, también se les conoce como miomas. Estos tumores pueden ser muy pequeños o pueden crecer hasta el tamaño de una pelota de baloncesto. A menudo, los fibromas uterinos no causan síntomas y no requieren tratamiento. Sin embargo, en algunos casos, los fibromas pueden causar dolor, sangrado menstrual abundante o infertilidad.

    Los fibromas uterinos son muy comunes, especialmente en mujeres mayores de 30 años. La causa exacta de los fibromas no se conoce, pero se cree que están relacionados con el desequilibrio hormonal y la genética. En algunos casos, los fibromas pueden requerir tratamiento. Los tratamientos pueden desde medicamentos hasta una histerectomía.

  • Endometriosis
    Es una enfermedad en la que el tejido que normalmente recubre el interior del útero (llamado endometrio) crece fuera del mismo. Este tejido puede adherirse a los ovarios, las trompas de Falopio, los intestinos u otros órganos de la cavidad pélvica. A medida que el tejido endometrial crece fuera del útero, puede formar tumores llamados implantes o nódulos, los cuales pueden causar inflamación y dolor en el área afectada.

    La endometriosis puede ser una enfermedad muy dolorosa y debilitante. Algunas mujeres experimentan dolor durante la menstruación, relaciones sexuales, evacuaciones intestinales o al orinar. También puede causar infertilidad si los implantes se adhieren a las trompas de Falopio o a los ovarios.

  • Prolapso uterino
    Esta situación ocurre cuando los músculos y ligamentos que sostienen el útero se debilitan y se estiran, lo que permite que el útero se desplace hacia abajo y se salga de su posición normal. A medida que el útero se desplaza hacia abajo, puede ejercer presión sobre la vagina y causar síntomas como dolor, presión o una sensación de bulto en la vagina. En casos graves, el útero puede salir completamente de la vagina, lo que se conoce como prolapso uterino completo. El prolapso uterino es más común en mujeres mayores, especialmente después de la menopausia, aunque también puede ocurrir en mujeres más jóvenes.

    Los factores de riesgo incluyen el parto vaginal, el embarazo, la obesidad, la tos crónica y la cirugía previa en la pelvis. El tratamiento para el prolapso uterino puede incluir ejercicios de fortalecimiento del suelo pélvico, dispositivos de soporte vaginal, terapia hormonal o histerectomía.

  • Cáncer uterino
    Es un tipo de cáncer que se desarrolla en el revestimiento interno del útero, conocido como endometrio, es el cuarto cáncer más común en las mujeres y generalmente se desarrolla después de la menopausia. Los síntomas comunes del cáncer uterino incluyen sangrado vaginal anormal, dolor pélvico y cambios en el flujo vaginal. El cáncer uterino se diagnostica mediante un examen pélvico y se confirma mediante una biopsia.  El tratamiento para el cáncer uterino depende del estadio del cáncer, la edad y la salud general de la paciente, puede incluir cirugía para extirpar el útero y los ovarios, radioterapia, quimioterapia o una combinación de estos tratamientos.

  • Sangrado vaginal excesivo
    Si una mujer experimenta sangrado vaginal anormal que no responde a otros tratamientos, una histerectomía puede ser necesaria.

¿Cuáles son los tipos de histerectomía que existen?

Existen diferentes tipos de histerectomía, que se diferencian por la cantidad de tejido uterino que se extirpa. Estos son los tres tipos más comunes:
  • Histerectomía total: se extirpa todo el útero, incluyendo el cuello uterino.
  • Histerectomía parcial o subtotal: se extirpa solo la parte superior del útero, dejando el cuello uterino en su lugar.
  • Histerectomía radical: se extirpa el útero, el tejido que lo rodea, los ovarios y las trompas de Falopio. Esta cirugía se realiza en casos de cáncer uterino avanzado.

¿Cómo se realiza una histerectomía?

La histerectomía puede realizarse de diferentes maneras, dependiendo de la razón por la que se realiza la cirugía y de otros factores como la edad de la paciente y su historial médico. Estas son las técnicas más comunes:
  • Histerectomía abdominal
    Se realiza a través de una incisión en la parte baja del abdomen. Esta técnica se utiliza para histerectomías radicales o en casos en los que el útero es muy grande.
  • Histerectomía vaginal
    Se realiza a través de la vagina, sin necesidad de hacer incisiones en el abdomen. Esta técnica se utiliza para histerectomías parciales o totales en mujeres con úteros de tamaño normal.
  • Histerectomía laparoscópica
    Se realiza a través de pequeñas incisiones en el abdomen, utilizando un laparoscopio (un instrumento con una cámara y una luz) para extirpar el útero. Esta técnica se utiliza para histerectomías parciales o totales.

Riesgos y efectos secundarios de la histerectomía

Cualquier procedimiento quirúrgico, la histerectomía conlleva ciertos riesgos y efectos secundarios. Algunos de ellos incluyen:

  • Infección
  • Sangrado
  • Dolor o sensibilidad en la zona de la incisión
  • Dolor o molestias al orinar
  • Cambios en la función sexual
  • Menopausia temprana (si se extirpan los ovarios)
  • Dificultades para quedar embarazada (en el caso de una histerectomía total)

Es importante que hables con tu médico acerca de los riesgos y efectos secundarios específicos que podrías experimentar si te sometes a una histerectomía.

¿Cómo es la recuperación de una histerectomía?

La recuperación después de una histerectomía depende del tipo de procedimiento que se haya realizado y de la salud general de la paciente. En general, las mujeres que se someten a una histerectomía pueden esperar lo siguiente:

  • Tiempo en el hospital: las mujeres que se someten a una histerectomía abdominal pueden esperar estar en el hospital de tres a cinco días. Por otro lado, las mujeres que se someten a una histerectomía vaginal o laparoscópica pueden irse a casa el mismo día o al día siguiente.
  • Dolor: es normal sentir dolor o molestias en la zona de la incisión después de una histerectomía. Tu médico te recetará analgésicos para controlar el dolor.
  • Actividad física: después de una histerectomía, se recomienda descansar tanto como sea posible durante las primeras semanas. Tu médico te indicará cuándo es seguro comenzar a hacer ejercicio de nuevo.
  • Trabajo: el tiempo que debes tomarte libre del trabajo después de una histerectomía dependerá del tipo de trabajo que tengas y del tipo de procedimiento que se haya realizado. Tu médico te dará recomendaciones específicas sobre cuánto tiempo debes tomarte libre.

Si estás considerando someterte a una histerectomía, es importante que tengas en cuenta todos los factores y que tomes una decisión informada. Aquí te ofrecemos algunas preguntas que puedes hacerle a tu médico para obtener más información:

  • ¿Por qué necesito una histerectomía?
  • ¿Cuáles son mis opciones de tratamiento además de la histerectomía?
  • ¿Cuál es el tipo de histerectomía que más me conviene?
  • ¿Cuáles son los riesgos y efectos secundarios de la histerectomía?
  • ¿Cuánto tiempo tardaré en recuperarme después de la cirugía?
  • ¿Cómo afectará la histerectomía mi vida sexual?
  • ¿Cómo afectará la histerectomía mi capacidad para quedar embarazada?
  • ¿Cómo puedo prepararme para la cirugía y la recuperación?

Es importante que tengas en cuenta que la decisión de someterte a una histerectomía es tuya. Si tienes dudas o inquietudes, no dudes en hablar con tu médico o buscar una segunda opinión.

También te puede interesar:
(Visited 118 times, 1 visits today)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.