¿Qué es la preeclamsia?

La preeclamsia es un padecimiento muy frecuente en las mujeres embarazadas, según estadísticas del INEGI, en México presenta la tasa de mortalidad más alta en mujeres embarazadas entre los 20 y los 24 años (188 casos de cada 100 mil mujeres de ese grupo de edad).

La preeclampsia es una condición que combina presión arterial elevada o hipertensión arterial (más de 140/90) y cantidades excesivas de proteína en la orina de la madre. Se produce cuando la placenta no llega a desarrollarse por completo y se crea hipertensión arterial en los vasos sanguíneos maternos.

¿Cómo saber si se padece?

La preeclamsia puede presentarse de leve a muy grave, muchas mujeres no se dan cuenta que lo padecen ya que los síntomas se pueden confundir con molestias comunes de el embarazo, además puede presentarse de forma repentina y avanzar rápidamente.

En mi embarazo yo presente dolor de cabeza leve, hinchazón de piernas y dolor gástrico (muy parecido al de la gastritis) y fue muy repentino (de un día para otro me empecé a sentir mal), todos mis exámenes médicos anteriores salían en niveles normales y no había presentado ninguna otra complicación, en mi caso la preeclamsia se agravó derivando en Síndrome de Hellp.

Aunque claro no todos los casos son iguales, el control prenatal, un diagnóstico oportuno, manejo adecuado, y parto son las medidas más eficaces para disminuir la tasa de mortalidad por esta causa.

Hasta el momento no se sabe cuales son las causas, algunos médicos asocian a los genes, trastornos autoinmunitarios, problemas vasculares, dieta, etc., como causantes de la preeclamsia, además de otros factores de riesgo que aumentan las posibilidades de presentar este problema, como son: primer embarazo, embarazos múltiples (gemelos o más), obesidad, edad mayor a 35 años, antecedentes de diabetes, hipertensión arterial o enfermedad renal.

Preeclamsia durante el embarazo

¿Cuáles son los síntomas de la preeclamsia?

 

  • Hinchazón de manos y cara/ojos (edema)
  • Aumento repentino de peso en un período de 1 a 2 días, más de 1 kg (2 libras) por semana

(Se considera normal que se presente algo de hinchazón en los pies y los tobillos con el embarazo, de ahí el problema que muchas mujeres dan por sentado esto y no acuden a revisiones médicas)

Los síntomas de preeclampsia grave abarcan:

  • Dolores de cabeza que no desaparecen
  • Dolor abdominal en el lado derecho, debajo de las costillas. El dolor también se puede sentir en el hombro derecho y se puede confundir con acidez gástrica, dolor en la vesícula biliar, un virus estomacal o el bebé pateando.
  • Irritabilidad
  • Disminución del gasto urinario, no orinar con mucha frecuencia
  • Náuseas y vómitos (signo preocupante)
  • Cambios en la visión, como: pérdida temporal de la visión, ver puntos o luces centelleantes, fotosensibilidad y visión borrosa. (1)


Es de vital importancia acudir al médico y monitorear la presión arterial y la presencia de proteínas en la orina, el médico debe llevar a cabo estudios en sangre y orina sobre todo a partir del tercer trimestre del embarazo que es cuando hay más posibilidades de presentar preeclamsia.

 


¿Cuál es el tratamiento?

Tristemente hasta este momento la única forma de curar la preeclampsia es dar a luz al bebé sobre todo cuando ya es grave, por lo que es una causa muy frecuente de partos prematuros. Si los bebés no están muy desarrollados también es una importante factor de mortalidad y otras complicaciones. Si la preeclamsia es leve los médicos pueden llevar un adecuado control para esperar que el bebé se desarrolle más y tenga más posibilidades de sobrevivir.

Si una mujer embarazada ya presenta preeclamsia leve debe tomar medidas preventivas para que no avance, por ejemplo:

  • Descansar en cama en la casa, acostándose sobre el lado izquierdo la mayor parte del tiempo o todo el tiempo
  • Tomar mucha agua
  • Consumir menos sal
  • Ir a controles con el médico para verificar que usted y su bebé estén evolucionando bien
  • Tomar medicamentos para bajar la presión arterial (en algunos casos)
  • Algunas veces, una mujer embarazada con preeclampsia es hospitalizada para que el equipo médico pueda vigilar de cerca al bebé y a la madre.

El tratamiento en el hospital puede involucrar:

  • Monitoreo cuidadoso de la madre y el bebé
  • Medicamentos para controlar la presión arterial, al igual que prevenir convulsiones y otras complicaciones
  • Inyecciones de esteroides (después de la semana 24) para ayudar a acelerar el desarrollo de los pulmones del bebé
  • Usted y su médico continuarán hablando sobre el momento más seguro para dar a luz al bebé, considerando:que tan cerca está usted de la fecha probable de parto. (Cuanto más avanzada esté usted en el embarazo antes de dar a luz, mejor será para su bebé).
  • La gravedad de la preeclampsia. Esta enfermedad tiene muchas complicaciones graves que pueden causarle daño a la madre.
  • Qué tan bien esté evolucionando el bebé en el útero.

Es necesario provocar el parto si hay signos de preeclampsia grave, como:

  • Exámenes que muestran que el bebé no está creciendo bien o no está recibiendo suficiente sangre y oxígeno.
  • El número inferior de la presión arterial de la madre está por encima de 110 mmHg o es mayor a 100 mmHg de forma constante durante un período de más de 24 horas.
  • Resultados anormales en las pruebas de la función hepática.
  • Dolores de cabeza intensos.
  • Dolor en el área ventral (abdomen).
  • Convulsiones o cambios en la actividad mental (eclampsia).
  • Líquido en los pulmones de la madre (edema pulmonar).
  • Síndrome HELLP (infrecuente).
  • Conteo plaquetario bajo o sangrado.
  • Bajo gasto urinario, mucha proteína en la orina y otros signos de que los riñones no están trabajando correctamente.
  • Pronóstico
  • Los signos y síntomas de preeclampsia generalmente desaparecen por completo 6 semanas después del parto. Sin embargo, algunas veces, la hipertensión arterial empeora en los primeros días posteriores al parto. (1)

    Embarazo

 

¿La preeclamsia puede volverse a padecer en los siguientes embarazos?

Desafortunadamente si ya padecimos preeclampsia, somos más propensas a desarrollarla nuevamente en otro embarazo, pero las buenas noticias son que normalmente no es tan grave como la primera vez y tomando medidas preventivas y un adecuado control médico puede que no se repita.

En nuestro país la Fundación Mexicana de Prevención y Salud Materna, esta trabajando en una campaña de concientización sobre la importancia de llevar medidas preventivas en las mujeres embarazadas y bajar los índices de mortalidad debido a la preeclamsia, es importante estar bien informadas. Mayo es el mes para de concientización de la preeclamsia.

Rebeca

Fuentes:

Secretaría de Salud
Salud Gob Méx.
INEGI
Mujer México
Medline (1)

 

También te puede interesar:

Complicaciones del embarazo: Diabetes gestacional

 

¿Qué es el Síndrome de Hellp?


7 Comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.