Receta: Pasta con salsa bechamel y espinacas

Deliciosa pasta con salsa bechamel y espinacas

 

¡Esta pasta es deliciosa además muy lucidora, así que seguro quedarás muy bien con la familia y hasta con tus invitados, es muy fácil de hacer y solo te llevas menos de 30 minutos en hacerla!

Esta receta que te comparto lleva la famosa salsa bechamel, la salsa blanca más famosa y preparada del mundo. Una antigua salsa de la alta cocina aristócrata de hace más de 300 años, además de ser muy rica, es muy versátil y la puedes usar en diferentes guisos

Ingredientes:

  • Pasta (la que más te guste está bien, yo utilicé Fusilli)
  • 1 ½ tazas de hojas de espinaca limpia y picada finamente
  • Aceite de oliva
  • ½ taza queso parmesano rayado
  • 2 dientes de ajo
  • 500 ml de leche (el equivalente a un poco más de dos vasos).
  • 45 gr de mantequilla sin sal (unas 3 cucharadas soperas).
  • 30 gr de harina de trigo (unas 2 cucharadas soperas) o maizena (fécula de maíz)0
  • Sal y especias al gusto. (Yo utilizo nuez moscada y pimienta negra recién molida)

Preparación:

  1. Ponemos a cocer la pasta en abundante agua con sal y una cucharadita de aceite de oliva  (para que no se pegue) y cocinamos siguiendo las instrucciones del paquete.

  2. Pica finamente la cebolla y el ajo (lo más pequeño posible) y fríe con un poco de aceite de oliva.
  3. Se cuecen las espinacas en abundante agua con sal. Se escurren bien y se pican muy finitas y se agregan junto con la cebolla y el ajo para freír unos minutos.
  4. Para hacer la salsa bechamel:
    Salsa Bechamel

    *  Pon a calentar una cacerola a fuego bajo, agrega la mantequilla y espera a que se derrita.
    * Añade la harina y mezcla muy bien para que no se formen grumos, fríe durante unos minutos sin parar de remover para que la harina pierda su sabor crudo.
    * Añade la mita de la leche y sigue moviendo para integrar todo, cuando empiece a espesar añade más leche, y cuando vuelva a espesar más vierte todo el sobrante de la leche, siempre sin dejar de mover. Es importante que no quede ni muy líquida ni muy espesa.
    * Añade sal y pimienta al gusto y la nuez moscada.
    * Cuando la salsa esté cremosa y con la textura que estés buscando, apártala del fuego. Ten en cuenta que al enfriarse sigue espesándose un poco más.
  5. Se mezcla las espinacas con la salsa bechamel y se cubre por completo la pasta.
  6. Sirve y agrega queso parmesano.

Pasta con salsa bechamel y espinacas

¡Nosotros lo acompañamos con pechuga de pollo empanizada y quedó delicioso!

También te puede interesar:

Receta para preparar pasta con carne molida y vegetales con un toque único

Receta: Espagueti a la crema de chile poblano y cilantro con fajitas de pollo al comal

(Visited 26 times, 1 visits today)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.